Poema a las mandarinas

Por Maximiliano Sauza Durán


 

Chicas que visitan

el pueblo en cada invierno.

 

Vecinas del ayer que nadie ha olvidado;

gajos de universos de extraña simetría.

 

Ya se fueron.

Habitan un país lejano

el cual también regresa

con todo y habitantes.

 

Esperar las mandarinas:

su promesa redonda de retorno.

 

Sé que vendrán.

Quien no sé si aquí seguirá

soy yo.

 

Mis días en la tierra

no los cuentan los otoños.

 

Se avecina el tiempo

de dejar de contar el tiempo.


Maximiliano Sauza Durán 

Arqueólogo egresado de la Universidad Veracruzana. Autor del libro de cuentos Los monstruos de marzo (2016).

@MaxSauza

Deja un comentario