Poema Revista

Ecos

Tres poemas de Demian Ernesto

(México 1991)


Pájaro del amor destrozado en el poema

 

La eternidad mantiene sus límites

Paul Celan

El espíritu de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

me susurró en sueños que

El artista necesita de sus dioses particulares.

Corolario de paz, nervio azul.

Sucumbimos ante el fulgor frío de la montaña.


Fenómeno del silencio

 

…terrible es y terribles son los luceros

cercanos a ella

Arato, Fenómenos, 141-142

Nada me inspira salvo el silencio.

Su infinita purificación a la espera.

Su respuesta única en el Eco.

Su celosa claridad matutina,

su clandestina clave nocturnal.

Su aliento de lección amatoria.

¡Respetad lo que crezca en el silencio!


Delicia del alba

¿Cómo tocarte, impalpable escultura?

Octavio Paz

I

Hacemos el amor

hasta semejarnos

a moribundos

dichosos

de su extinción

en la delicia.

II

 

No importa el destino del poema si te llega

Te amo, nervio azul. A ti y a tus tonalidades

De la muerte, de único vencimiento adivino.

En este vendaval de colores, nubes de arrebol 

Y sentimientos de verde profundo. Zafiro

Definitivo que apuñala el corazón con delicia.

De caer rendidos en la crucifixión de la tarde.

Donde todo es áureo, existimos inmortales

Donde al fin desaparecemos perpetuamente.


Demian Ernesto

 

Escritor mexicano (Ciudad de México, 1991). Sociólogo egresado de la UNAM. Becario del Festival Interfaz ISSSTE 2017. Actualmente periodista, a la búsqueda de continuar su camino en la universidad. Configuró los libros de poemas La última derrota y Proserpina. Ha colaborado con poemas y ensayos para revistas literarias como Los Bastardos de la Uva, Letralia, Miseria, Rojo Siena, Primera Página y Noir, entre otras.

Twitter: @Demian_Ernesto

 

Deja un comentario